Usted está aquí

Expertos debaten sobre la integración del lenguaje cinematográfico a las escuelas

Publicado: 
30/07/2019

190730_01.jpg

Referentes de la educación audiovisual reflexionaron acerca del presente y pasado de esta temática en Divercine, el Festival Internacional de Cine para Niños y Jóvenes. Los expositores coincidieron en que promover la calidad educativa y garantizar la inclusión social, requiere integrar las prácticas contemporáneas de la cultura audiovisual a las escuelas.

Para los organizadores “los consumos culturales de niños, niñas y adolescentes están intrínsecamente ligados a lo audiovisual en el contexto de la cultura digital de la que son parte”.

Durante el encuentro, que se desarrolló en la Sala Zitarrosa, el director de Divercine, Ricardo Casas, realizó un repaso a algunas de las principales experiencias de educación audiovisual en Uruguay y la región. “Divercine no es una isla y surgió a partir de las experiencias de la región, que ya en los años 60 trabajaban con los niños y la formación en cine”, afirmó.

De este modo, mencionó como pilares fundamentales de esta educación a Marialva Monteiro en Brasil, Alicia Vega en Santiago de Chile y a María Blanca Pígola en Uruguay. También al maestro Miguel Soler, quien a partir de 1954 organizó y dirigió el Núcleo Escolar Experimental de La Mina, con el objetivo de luchar contra el aislamiento en zonas despobladas llevando el cine al interior.

En este sentido la educadora Cristina Hernández se refirió a las Misiones Sociopedagógicas, llevadas adelante desde 1945 en la localidad de Caraguatá (Tacuarembó) por estudiantes de magisterio liderados por Julio Castro, y cuyo objetivo era acercar la cultura a las poblaciones más alejadas.

En la siguiente década la experiencia educativa en La Mina (Cerro Largo) permitió profundizar este objetivo, mediante el nucleamiento de siete escuelas donde se cumplía una misión permanente bajo la dirección de Miguel Soler.

Hernández contó que allí los equipos de proyección donados por la UNESCO fueron muy importantes, y que Soler recuerda que la primera película exhibida fue “Qué verde era mi valle”. “Soler recuerda cuánto prendía en la comunidad el interés por seguir viendo cine”. El Estado “hacía llegar a las escuelas equipos que -como no teníamos energía- funcionaban a manivela”.

190730_02.jpg

Otros lenguajes

Carla Lima dirigió el Plan DENI que se desarrolló a comienzos de los años 70. “Este plan quería lograr que los niños crearan sus propias películas inmersos en sus aprendizajes. Ellos reconocían las marcas del lenguaje y construían su relato sobre su realidad cotidiana, que proyectaban para toda la clase”, indicó.

Cecilia Etcheverry, directora de CINEDUCA, expresó: “Qué importante es formar a los docentes, y que todos los educadores que trabajan con niños, niñas y adolescentes pasen por procesos de sensibilización y de formación en cine y lenguaje audiovisual”.

Por su parte la ministra de cultura de Santa Fe, María de los Ángeles “Chiqui” González, opinó que “lo que está faltando en esta época es recuperar un poco de identidad y de sentido. No hay que seguir repitiendo como loro que lo que viene es la sociedad del conocimiento. Tenemos que reflexionar acerca de qué es el conocimiento, y que este tiene que ver con la autoestima, el reconocimiento y la exclusión. Tenemos que enseñar cómo buscar la información y aprenderla”.

“La escuela tiene que cambiar su núcleo duro y su forma, y abrirse a la comunidad porque todos aprendemos de todos”, reflexionó.

 

Fuente: 
Fotografía: Alberto Pigola

 

 

Banners MasCerca 2.jpg

 

Agenda